Monday, 18 November 2013

Cara-Colo y Cara-Col

Cara-Coly Cara-Colo

Esta es la historia de dos simpáticos e inquietos caracoles que eligieron ser hermanos adoptivos. Ambos nacieron el mismo día y a decir verdad, y  juzgando por su apariencia, bien podría decirse que son casi, casi, hermanos de sangre. Claro que al momento de conocerlos en profundidad, tienen claras diferencias en cuanto a la forma y los tiempos de hacer sus cosas.
Cara-Colo por ejemplo, es planificador cuando de tareas y provectos se trata, y suele tener los pies bien plantados sobre la tierra. También le gusta soñar, aunque eso es cuestión de ver y analizar bien antes de emprender cualquier vuelo apresurado.
Cara-Col en cambio, se parece más a un barrilete, uno al que el viento siempre acompaña, con lo cual, se imaginarán, vive más tiempo volando que en la tierra. Si, si, volando - con su imaginación ¡por supuesto!.
Para él es muy común escuchar comentarios sobre su loco e inusual hábito de vivir soñando. Tal vez por eso, y tal vez porque sintió la imperiosa necesidad de comenzar a vivir plenamente esos sueños, hace ya un tiempo que puso manos a la obra y...sus sueños se han ido materializando. ¡¡¡Sus vuelos ahora son reales!!! ¡Sí! Y sus sueños van tomando formas y colores, sabores, sonidos, van colmando su corazón con la felicidad que produce el alcanzar las metas.
Volviendo a Cara-Colo, pues, no se sorprenderán cuando les cuente que él también -  a su 
manera, viene ascendiendo¡a velocidad sorprendente!. Crece, crece y los que lo observan y conocen saben -  muy bien saben, que su vuelo es real e infinito. 
A esta altura, queridos lectores, tal vez ya hayan podido deducir la razón por la que éstas dos criaturitas, al poco de cruzarse en esta vida, eligieron adoptarse mutuamente. La de ellos es una hermandad que los sostiene, los anima y acompaña en sus respectivos vuelos. 
Así lo han venido haciendo, viviendo, compartiendo; desde el amor que los une, desde el respeto y la admiración mutua y desde el aceptar que sus caminos - más allá de donde los lleven, siempre, siempre, los encontrará unidos.
Y...colorín, colorado, la historia de Cara-Colo y Cara-Col ha terminado. :)

Cualquier similitud con la realidad...es mera coincidencia, uds. saben...


Cara-Colo:¿qué pasará por la mente de mi mami en este momento?
Cara-Col: mami posando y en silencio, gosh! we got it right! yeah!


No comments:

Post a Comment